Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Segovia’

 

 

Su presentación puede herir determinadas sensibilidades ya que se cocina entero

Su presentación puede herir determinadas sensibilidades ya que se cocina entero

 

El cochinillo asado es un plato típico de la cocina castellana que se hizo popular en el s. XVII, el de Segovia está declarado Patrimonio de la Humanidad.

Se puede cocinar de varias formas, la más conocida es asado en un horno de leña tradicional (horno eléctrico convencional si lo comes en una casa particular). Se asa entero pero limpio del interior. Hay que hacerlo sobre la propia grasa del animal. La piel tiene que quedar muy crujiente y la carne tierna.

Para saber que estás comiendo un auténtico cochinillo segoviano, tienes que buscar  una etiqueta en la extremidad derecha del animal que indica está garantizado por la Marca de Garantía Cochinillo de Segovia.

¿Dónde probarlo?

Este plato es típico de fiestas navideñas y celebraciones. Si no tienes la suerte de que la suegra lo cocine y estás de viaje por Segovia hay muchos mesones que lo ofrecen. Los más conocidos son:

Mesón de Candido | Plaza Azoguejo 5, Segovia. Candido tiene el título de Mesonero Mayor de Castilla. Se hizo famoso por la ceremonia de partir los cochinillos con los cantos de un plato antes de ser servidos. Además del cochinillo son especialistas en  los judiones de La Granja y la sopa castellana.

Restaurante Duque | Calle Cervantes 12, Segovia. Duque tiene el título de Maestro Asador de Segovia. Es el mesón más antiguo de Segovia. Se fundó en 1895 y lo continúa regentando la misma familia.

¿Sabías que?

El acueducto de Segovia, el mayor símbolo de la ciudad, no lo construyeron los romanos sinó que fué la pereza de una joven la que se lo dió a la ciudad. Al menos según cuenta la leyenda.

Según esta leyenda había una joven cansada de transportar cada día un cántaro de agua cada día varios kilómetros por las cuestas de Segovia. Una tarde volviendo del río hizo una trato con el diablo que se comprometió a construir un acueducto hasta la ciudad antes de que saliera el próximo sol. Todo a cambio de su alma. Casi terminada la construcción, la joven veía que perdía su alma y engañó al gallo con una vela para que este cantara antes del amanecer y así el Diablo no pudo poner la última piedra. La muchacha conservó su alma, el diablo perdió la apuesta y la ciudad ganó un acueducto.

Foto | carthesian

Read Full Post »